Dirigencia

Dirigencia

Incluso después de haber ganado un cargo electo, las mujeres siguen enfrentando más barreras que sus colegas hombres en lo que respecta a ejercer su cargo de manera eficaz y seguir ascendiendo para llegar a cargos de dirigencia. Los funcionarios electos y aquellos que tienen poder de contratación deben implementar medidas conjuntas para garantizar que se incluyan las voces de las mujeres en los niveles más altos. 


Igualdad de género en nombramientos y mandatos de sustitución

Los funcionarios electos tienen un gran poder de aumentar la diversidad de género y racial en los cargos de dirigencia por medio de nombramientos y mandatos de sustitución igualitarios en términos de género. Comprometerse con la diversidad en los nombramientos de gabinetes ejecutivos, comisiones y vacantes es la manera más rápida de aumentar la diversidad de aquellos encargados de la toma de decisiones. 

Los candidatos presidenciales y gubernamentales deben estar comprometidos con el nombramiento de gabinetes ejecutivos diversos e igualitarios en términos de género. Quince países, entre los que se encuentra Estados Unidos, han nombrado gabinetes igualitarios en términos de género, muchos en un esfuerzo conjunto por incluir las voces de las mujeres a nivel directivo. 

A medida que se liberan cargos electos y designados, los funcionarios se deben comprometer a mantener los mandatos de sustitución, teniendo en cuenta la diversidad de género cuando realizan nombramientos para ocupar cargos.


La Regla Rankin-Chisholm

RepresentWomen está trabajando con un equipo para promover la Regla Rankin-Chisholm. Entre los cargos de personal del Congreso, las mujeres y las personas de color siguen teniendo una representación insuficiente. La Regla Rankin-Chisholm es una iniciativa política diseñada para corregir este problema sistemático y aumentar la diversidad racial y de género en las oficinas legislativas, en especial en los puestos de dirigencia. 

La Regla Rankin-Chisholm establece que: "Los encargados de la toma de decisiones para cargos superiores en oficinas personales, en comités y en cargos de dirigencia de caucus deben llevar a cabo una entrevista personal con una planilla de candidatos con diversas perspectivas y antecedentes en términos de género, raza y otros factores, incluidas mujeres y personas de color".